Psicología en Latiendo Juntos

El proceso diagnóstico de una cardiopatía congénita (sea en el momento que ocurra a nivel prenatal, post natal, o en las primeras etapas del desarrollo) supone un gran impacto a nivel emocional y de ajuste en las familias. Es un cambio de concepción respecto a las expectativas generadas en torno a la llegada de un nuevo miembro, suponiendo un momento de incertidumbre y confusión. En donde se experimenta una oleada de sensaciones, miedos, inseguridades, angustia, culpa, e impotencia respecto a lo que va a suponer convivir con una cardiopatía, su evolución y la repercusión en el niño. Sobrellevar todo, esta enfermedad a lo largo de la vida va a implicar un proceso ajuste emocional tanto en las familias, como en los hijos conforme va creciendo y siendo más conscientes, teniendo que aprender a convivir con la incertidumbre y estando expuestos a posibles cambios en la evolución de la cardiopatía.
Desde la Latiendo Juntos el objetivo es formar parte en todo el proceso desde la llegada del diagnóstico, acompañando e intentando reducir el impacto en las familias orientándoles en la asimilación y los cambios. Siendo desde ese momento una figura de referencia en todo lo que precisen a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo y las posibles crisis que vayan a acontecer. Afrontando de manera conjunta e individualiza para dotar de los recursos necesarios y así poderlo gestionar de la mejor manera posible. Estas situaciones pueden ocurrir tanto a nivel hospitalario preparándose en el proceso de diferentes pruebas, posibles intervenciones con un acompañamiento prequirúrgico, dotándoles de las estrategias necesarias de preparación, durante el proceso de intervención y a nivel post quirúrgico con la llegada a casa. O bien a nivel extrahospitalario, con las posibles situaciones que a consecuencia de la convivencia con la cardiopatía puedan alterar el ritmo de la familia o el niño.